Mito de belleza: los peines arruinan el cabello

¿Es cierto que el peine puede dañar el cabello, haciéndolo más frágil y provocando su caída? Pues resulta que sí. Pero no te apresures a saltarte el peinado. En este artículo, explicaremos por qué ocurre y cómo evitarlo con un poco de cuidado y usando la técnica más adecuada.

Cómo un peine puede dañar el cabello

A veces puedes notar que tu cabello se ve peor después de haberlo cepillado. Esto se debe probablemente a que el impacto del cepillo sobre sus mechones ha sido demasiado fuerte. Un cepillado brusco puede dañar la cutícula del cabello, haciéndolo más frágil. Y nunca cepilles el pelo cuando esté mojado, ya que estas son más frágiles que con el pelo seco y el cepillo les perjudica aún más.

Es posible que hayas oído que un cepillado a fondo libera los aceites de la piel, repartiéndolos uniformemente para dar a tu cabello un brillo natural y saludable. O que un peine estimula el torrente sanguíneo para que el cabello vuelva a crecer rápidamente.

Todas esas cosas son mitos. De hecho, el cepillado provoca una fricción que puede romper el cabello y dejarlo débil y sin brillo.

Cinco sencillos consejos para el cepillado del cabello

Si tienes el pelo rizado, puedes intentar evitar el cepillo por completo o utilizarlo sólo una vez al día. La estructura del cabello rizado ya es más frágil y un peine (sobre todo si no se usa correctamente) también romperá los mechones, así que intenta comparar cómo queda tu cabello después de lavarlo con o sin peine. Para todos los demás, he aquí cinco reglas.

Usa un acondicionador para el cabello

Esto incluye los acondicionadores para el cabello con siliconas. No, no son malos para el cabello. Sin embargo, le dan a su cabello una sensación de suavidad para desenredarlo fácilmente sin que se rompa.

Utiliza un peine de dientes anchos

La distancia entre los dientes permite que los mechones pasen sin dañar la cutícula. Esto es beneficioso si has decidido cepillar el pelo mojado.

No uses demasiada fuerza

Cepilla tu cabello de forma ligera y cuidadosa con movimientos suaves.

Cepilla tu cabello rápidamente

Cuantas más veces levantes el peine sobre la cabeza, más probabilidades tendrás de sufrir daños: limítate a dos o tres pasadas.

No te cepilles el cabello con mucha frecuencia

De pequeños nos obligaban a cepillarnos el pelo varias veces al día, pero ya no es necesario (y nunca lo ha sido). Cepíllate el pelo sólo cuando sea realmente necesario (por ejemplo, cuando esté enredado o quieras peinarlo), no lo hagas sólo por costumbre.

Por qué es importante elegir el peine adecuado

El peine adecuado cuida tu cabello, evita que se rompa y se caiga. Además, consigue un moldeado que se adapta a lo que quieres transmitir con tu peinado.

Existen muchos modelos de peines y cepillos que puedes usar dependiendo de tu tipo de cabello y de la situación particular en la que te encuentres. Puedes encontrar cepillos especiales para desenredar el cabello si es lo que necesitas, también usar un peine especial de cerdas térmicas especial para cabellos gruesos.

Incluso, es tanta la variedad que existe una completa línea de cepillos y peines que están diseñados para masajear tu cabello. Fabricados en poliamida y marfil, madera, con púas largas los cuales hacen que el cabello se amolde mucho mejor y así obtener un alisado perfecto para tu cabello.

Como verás, todo depende de lo que quieras lograr con el cepillado, si es dar forma, desenredar, consentir o estimular, siempre podrás encontrar el cepillo más adecuado para ese fin. En nuestro próximo post, estaremos hablando acerca de los diferentes tipos de cepillo y para qué sirve cada uno de ellos, así que no dejes de leernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir